Cementerio Chino.

Cementerio Chino.
Rate this post

Último cementerio construido en La Habana. Construcción civil de gran valor histórico declarada Monumento Nacional. Se trata de un conjunto arquitectónico homogéneo, único en su género en Cuba; fuente inagotable de documentación para los estudios de la inmigración asiática en la Isla. Ubicado en la calle 26 e/ 31 y 33 en el barrio Nuevo Vedado. Las gestiones para la construcción de un cementerio destinado a la colonia china en Cuba, comenzaron en 1882 y estuvieron a cargo del cónsul general en La Habana, sr. Liu Lia Yuan. Hasta ese momento los inmigrantes chinos fallecidos habían sido enterrados en el cementerio de los ingleses, en el cementerio de San Antonio Chiquito y en el cementerio Cristóbal Colón. Entre sus construcciones sobresale una escultura de San Fancon, vivo ejemplo del proceso de transculturación religiosa que con la presencia china en la cultura cubana contribuyó al enriquecimiento del imaginario de la colonia china y del pueblo cubano. En el cementerio chino solo tienen derecho de enterramiento los nacionales chinos, sus cónyuges y sus descendientes hasta la segunda generación. Para las fiestas propias del calendario lunar y las celebraciones cristianas de los fieles difuntos, existe la costumbre de quemar incienso, sándalo, dinero falso y ofrendas de alimentos.

Translate »